La guía definitiva para tratamientos faciales con Luz, durante el verano

30/06/2020

Muchos clientes encuentran el verano como el momento ideal para el cuidado personal y los tratamientos estéticos. Unas vacaciones prolongadas (para algunos) y más tiempo libre significa que pueden permitirse un tiempo de inactividad y finalmente obtener esa sesión de rejuvenecimiento cutáneo con láser, con la que estaban soñando. Incluso en medio de la pandemia del COVID19, las personas siguen siendo criaturas sociales. Mantener su buen aspecto durante el verano, cuando hay más eventos, reuniones, etc., es crucial para muchos de ellos. Dicho esto, muchos médicos, profesionales y pacientes se han obsesionado con esa idea de que realizar tratamientos con láser durante el verano está prohibido.

 

¿Por qué?

 

Las razones por las cuales no realizar tratamientos con láser durante el verano

Las principales razones médicas que han establecido este tabú, tienen que ver principalmente con una mayor exposición al sol y un mayor riesgo de daño solar. La estación soleada significa una mayor cantidad de radiación UV (ultravioleta). Combina esto con el hecho de que las personas tienden a pasar más tiempo al aire libre durante ese período, y tienes la tormenta perfecta. La radiación UV es la principal causa de daño solar, lo que puede conducir a:

  • Cambios en el tono de la piel.
  • Hiperpigmentación
  • Envejecimiento de la piel
  • Arrugas
  • Lesiones cutáneas (manchas solares).

La principal preocupación de los dermatólogos y esteticistas es que ciertos tratamientos, como el rejuvenecimiento cutáneo con láser ablativo, exponen la epidermis a esos rayos UV y también aumentan la sensibilidad de la piel. Además, la piel produce naturalmente más melanina durante el verano (o en cualquier otro momento en que esté expuesta al sol con mayor frecuencia). Por lo tanto, se absorberá más energía láser en la piel, lo que aumenta el riesgo de quemaduras y una mayor pigmentación. El riesgo es aún mayor para los tratamientos de rejuvenecimiento de piel y fotofaciales con IPL, que utilizan un espectro de luz más amplio, que aumenta las posibilidades de hiperpigmentación.

 

El temor de causar daño a la piel de un paciente disuade a muchos proveedores estéticos inexpertos, de acercarse a estos tratamientos en verano. Sin embargo, los dermatólogos experimentados y adecuadamente entrenados admiten abiertamente que con pasos de precaución básicos, algunos tratamientos basados en láser y luz pulsada podrían realizarse de manera segura incluso durante el verano.

 

¿Qué tratamientos con láser y fotofaciales son seguros durante el verano?

 

Como se mencionó anteriormente, el tratamiento IPL (luz pulsada intensa) que en realidad se supone que trata la hiperpigmentación, puede aumentarlo potencialmente durante el verano. Fuera de los éste tratamiento, tenemos principalmente láser y tratamientos basados en luz NIR (Near Infra Red).

 

La terapia de luz NIR utiliza el espectro de luz de 800 nm a 2500 nm que apenas es visible para el ojo. Los dispositivos de estética médica, como nuestro Harmony XL Pro, usan un aplicador alimentado por LED para emitir esta luz que es más suave que el IPL y el láser. Tiene altos niveles de absorción de agua (en lugar de melanina), lo que lo hace más seguro y tiene un riesgo mínimo o nulo de causar hiperpigmentación. Como tratamiento estético, su beneficio a corto plazo es la contracción del colágeno en la piel. Esto proporciona un efecto de tensado y brillo de la piel (excelente como opción de tratamiento de “alfombra roja”). A la larga, estimula la neocolagénesis, que es una palabra elegante para el rejuvenecimiento de la piel. Sin embargo, ser un tratamiento suave significa que los resultados son menos visibles en la mayoría de los casos.

Para los pacientes que buscan resultados más dramáticos, los láseres son la mejor opción de tratamiento. Ya hemos descartado el rejuvenecimiento cutáneo ablativo como un tratamiento seguro durante el verano. Es decir, a menos que el paciente esté dispuesto a permanecer dentro de casa y fuera del sol durante todo el proceso de curación, que es improbable. Esto nos deja con tratamientos láser no ablativos, que son cada vez más avanzados y populares.

El láser Q-Switched 1064nm ND: Yag

 

La primera opción es usar nuestro láser ClearLift, que es esencialmente un láser ND: Yag de 1064 nm de forma Q switched. Este láser está muy posicionado en la industria y puede usarse todo el año. Durante el tratamiento, crea pequeñas heridas causadas por su efecto fotoacústico. Este efecto mantiene intacta la epidermis (capa superior de la dermis). Eso significa que la capa protectora de la piel no está dañada, por lo tanto, no está demasiado expuesta a la fuerte radiación UV del sol durante el verano. Además, simplemente usando protector solar con 30 SPF o más durante varios días después del tratamiento, se bloquean los rayos UV. Por lo tanto, se puede evitar una mayor producción de melanina.

 

El avanzado tratamiento con láser fraccional

La segunda opción de láser es nuestra nueva innovación: el láser ClearSkinPRO. El ClearSkinPRO es un láser fraccional ER: Glass de 1540 nm que tiene la notable capacidad de realizar un rejuvenecimiento cutáneo no ablativo. Al igual que el espectro NIR, esta longitud de onda focalizada también es absorbida principalmente por el agua. La energía se transforma en calor, lo que crea columnas de coagulación. Este mecanismo activa el sistema inmune para crear una reacción inflamatoria. Las columnas coaguladas son eventualmente reemplazadas por tejido nuevo y sano. El láser también calienta el tejido dérmico circundante, creando un efecto térmico reversible que promueve la neocolagénesis y la formación de nueva elastina. Todo esto ocurre sin crear ninguna lesión en la capa externa de la piel. Al igual que con el láser ClearLift, las medidas estándar posteriores al tratamiento, como usar protector solar y evitar actividades que incluyen la exposición prolongada al sol (como ir a la playa) durante unos días, lo convierten en un tratamiento seguro durante el verano.

 

Tratamientos combinados de todos los anteriores.

 

Para los profesionales y pacientes que buscan obtener los mejores resultados posibles, se recomiendan varias combinaciones de las tecnologías anteriores. Existen muchos protocolos de tratamiento que han demostrado mejores atributos de la piel mediante el uso de más de una tecnología. Es por eso que una plataforma multi-láser e IPL como Harmony XL Pro es tan valiosa. Permite que tanto dermatólogos como esteticistas combinen tecnologías y ofrezcan tratamientos seguros durante todo el año.

 

En conclusión, se trata de tomar las medidas de seguridad adecuadas y usar la tecnología adecuada (recuerde, ¡sin usar la IPL!). De hecho, los tratamientos con láser se pueden realizar durante el verano para ayudar a los pacientes a mantener su aspecto juvenil durante todo el año.

Deja un comentario