El procedimiento conocido como laserlipólisis, consiste básicamente en entregar altas temperaturas, por medio de un láser para generar lisis de la grasa localizada (adipocitos). El objetivo principal del procedimiento es eliminar los depósitos grasos, destruyendo parcialmente el tejido graso subcutáneo. Con este tratamiento se elimina la grasa localizada, se retrae la piel y se puede mejorar la celulitis.

Ventajas:

  • Procedimiento ambulatorio
  • Anestesia local
  • Sin hematomas, ni riesgo de hemorragia
  • Destrucción de adipositos (donde se almacena la grasa)
  • Retracción de la piel (evita y elimina la flacidez)
  • Mejora la celulitis
  • Reduce formación de fibrosis y adherencias
  • Se puede tratar cualquier parte del cuerpo
  • Marcación abdominal
  • Incapacidad de 0 a 3 días
  • Mínimas cicatrices( 2-3 mm)
  • Resultados desde el primer día, que siguen mejorando hasta por 6 meses

Equipos: